Domingo, 19 Mayo 2019
עברית

Novedades

Vista panorámica de la ciudad de Bat Yam.Conmemorando el centernario del nacimiento de Raoul Wallenberg, la FIRW, Casa Argentina y la Municipalidad de Bat Yam llevaran a cabo un certamen literario para alumnos de escuelas secundarias de la ciudad de Bat Yam, una de las urbes mas importantes de Israel, con 130,000 habitantes, y ocho colegios secundarios.

Los alumnos escribiran ensayos acerca del legado de Raoul Wallenberg y su relevancia hoy en día.

 
Por Baruj Tenembaum y Eduardo Eurnekian

Fuente de prensa:

Un diplomático sueco salvó las vidas de muchos judíos de Hungría durante el Holocausto, pero su destino desde que fue secuestrado por los soviéticos en 1945, es desconocido. 100 años después de su nacimiento, un llamado a recordar a un salvador sobresaliente de judíos.

Raoul Wallenberg, uno de los más grandes héroes del siglo 20, nació hace 100 años, ayer, el 4 de agosto de 1912.

 

Fuente de prensa:

A cien años del nacimiento del Héroe sin Tumba, expresión acuñada por Yoav Tenembaum, las probabilidades de que Raoul Wallenberg esté con vida son muy pocas pero, cualquiera que haya sido su destino, sus familiares y todos los defensores de las libertades individuales tienen derecho a saber qué pasó con él.

 
Baruj Tenembaum, Ban Ki-moon y Eduardo EurnekianNueva York - Baruj Tenembaum y Eduardo Eurnekian, fundador y presidente de la Fundación Internacional Raoul Wallenberg (FIRW), anunciaron la decisión de aumentar a U$S 500.000 la suma de la recompensa ofrecida por la FIRW a cualquier persona o entidad que pueda proporcionar información sólida y comprobable sobre el paradero de Wallenberg y su chofer, Vilmos Langfelder.

El 9 de agosto, el Secretario General de la ONU Ban Ki-moon, se reunió con las máximas autoridades de la Fundación Internacional Raoul Wallenberg en la sede de Nueva York. Minutos antes, fueron recibidos por el Embajador Jan Eliasson, Secretario General Adjunto de las Naciones Unidas.

 

Fuente de prensa:

El reconocido empresario Eduardo Eurnekian, de origen armenio, habló en Radio Jai sobre el genocidio vivido por su pueblo en manos de los turcos, años antes de la Shoá. "Lamentablemente no se le dio la importancia necesaria. Por indiferencia, todo terminó en un desastre", se lamentó.
Eduardo Eurnekian.Eduardo Eurnekian

Eurnekian, que ha sido designado presidente de la fundación Raoul Wallenberg que rescata y destaca la memoria de los justos de las naciones que salvaron a Judíos durante la Shoá incluso poniendo en peligro su propia vida, comentó su involucramiento en este ámbito.

 

Boletín Informativo

Suscribase gratís y
permanezca informado
de nuestras actividades.


Banner
Deconstruyendo la tolerancia Imprimir Correo electrónico
Jueves 23 de Junio de 2011 05:07
Tolerancia¿Debemos tolerar la tolerancia?

La tolerancia no es una virtud, y no debe ser promovida como tal.

La palabra tolerancia es ampliamente utilizada. Se le atribuye un significado positivo. Los políticos nos instan a ser tolerantes con las minorías. Los educadores nos enseñan a ser tolerantes con los demás. La prensa está llena de referencias a la necesidad de ser tolerantes con personas o grupos que tengan un punto de vista diferente o que practiquen una religión diferente. Incluso las Naciones Unidas han decretado "un día internacional de la Tolerancia".

La palabra tolerancia se ha convertido en un concepto bien establecido que denota una virtud tan ampliamente arraigada como la libertad de expresión, la igualdad ante la ley, etc

Sin embargo, debemos ser cuidadosos. La palabra tolerancia significa soportar. Si yo tolero algo o a alguien quiere decir que estoy dispuesto a soportar su presencia o sus opiniones.

El acto de tolerar implica un esfuerzo de mi parte que me inhibe de transmitir mis objeciones a la existencia de un fenómeno difícil de soportar.

La tolerancia promueve una relación desigual. Quien tolera no se considera en un pie de igualdad con el tolerado. Si yo le digo a una persona que la tolero, en realidad le estoy diciendo que estoy por sobre ella y que estoy dispuesto, aunque renuentemente, a soportar su presencia, o sus prácticas, o sus opiniones. Difícilmente una actitud de estas características esté en condiciones de ser promovida como virtud por un gobierno o cualquier autoridad oficial.

A un igual, a un par, no se lo tolera. La verdadera igualdad conlleva respeto, no tolerancia. Respetar al otro como a una persona distinta no puede implicar una actitud tolerante. Este es el verdadero significado de la igualdad: la diversidad existente en un ambiente de mutuo respeto socio-jurídico.

Una actitud tolerante implica el otorgamiento de un favor, no la concesión de un derecho.

El objetivo de una sociedad libre no debe ser delinear un marco dentro del cual las personas toleren los diferentes puntos de vista o antecedentes u orígenes. Una sociedad es libre cuando una persona goza de libertad amparada por la ley y de respeto dentro de la sociedad.

La tolerancia como idea es ajena a una sociedad libre. En rigor de verdad, la tolerancia fue utilizada por primera vez como un concepto político y jurídico en el siglo XVII. Fue empleado, a continuación, y en siglos posteriores, en referencia, por ejemplo, a la existencia de creencias religiosas que eran distintas a la religión establecida. La palabra tolerancia, en ese contexto, implica un cambio de actitud por el cual una religión que anteriormente no había sido aceptada, era conceptual o jurídicamente elevada al nivel de una creencia tolerada. La idea detrás de esta actitud era clara. La religión sería tolerada, su existencia sería asegurada, pero como un favor concedido por la autoridad establecida , no como un derecho a existir en un pie de igualdad y en un clima de mutuo respeto.

La tolerancia pudo haber sido una idea iluminadora en el contexto de las condiciones imperantes en los orígenes de la edad moderna, pero no lo es, por cierto, en el siglo XXI. Tolerancia significa lo que dice: una autoridad superior tolera la existencia y las creencias de una entidad desigual. Necesitamos encontrar un concepto que refleje el ideal del respeto mutuo. La palabra tolerancia no califica para este objetivo.

Por Yoav J. Tenembaum

Fuente: FIRW

Traducción: FIRW

 
Powered by Mad-Logic Internet Solutions and Latina Media Group