Domingo, 20 Enero 2019
עברית

Novedades

Vista panorámica de la ciudad de Bat Yam.Conmemorando el centernario del nacimiento de Raoul Wallenberg, la FIRW, Casa Argentina y la Municipalidad de Bat Yam llevaran a cabo un certamen literario para alumnos de escuelas secundarias de la ciudad de Bat Yam, una de las urbes mas importantes de Israel, con 130,000 habitantes, y ocho colegios secundarios.

Los alumnos escribiran ensayos acerca del legado de Raoul Wallenberg y su relevancia hoy en día.

 
Por Baruj Tenembaum y Eduardo Eurnekian

Fuente de prensa:

Un diplomático sueco salvó las vidas de muchos judíos de Hungría durante el Holocausto, pero su destino desde que fue secuestrado por los soviéticos en 1945, es desconocido. 100 años después de su nacimiento, un llamado a recordar a un salvador sobresaliente de judíos.

Raoul Wallenberg, uno de los más grandes héroes del siglo 20, nació hace 100 años, ayer, el 4 de agosto de 1912.

 

Fuente de prensa:

A cien años del nacimiento del Héroe sin Tumba, expresión acuñada por Yoav Tenembaum, las probabilidades de que Raoul Wallenberg esté con vida son muy pocas pero, cualquiera que haya sido su destino, sus familiares y todos los defensores de las libertades individuales tienen derecho a saber qué pasó con él.

 
Baruj Tenembaum, Ban Ki-moon y Eduardo EurnekianNueva York - Baruj Tenembaum y Eduardo Eurnekian, fundador y presidente de la Fundación Internacional Raoul Wallenberg (FIRW), anunciaron la decisión de aumentar a U$S 500.000 la suma de la recompensa ofrecida por la FIRW a cualquier persona o entidad que pueda proporcionar información sólida y comprobable sobre el paradero de Wallenberg y su chofer, Vilmos Langfelder.

El 9 de agosto, el Secretario General de la ONU Ban Ki-moon, se reunió con las máximas autoridades de la Fundación Internacional Raoul Wallenberg en la sede de Nueva York. Minutos antes, fueron recibidos por el Embajador Jan Eliasson, Secretario General Adjunto de las Naciones Unidas.

 

Fuente de prensa:

El reconocido empresario Eduardo Eurnekian, de origen armenio, habló en Radio Jai sobre el genocidio vivido por su pueblo en manos de los turcos, años antes de la Shoá. "Lamentablemente no se le dio la importancia necesaria. Por indiferencia, todo terminó en un desastre", se lamentó.
Eduardo Eurnekian.Eduardo Eurnekian

Eurnekian, que ha sido designado presidente de la fundación Raoul Wallenberg que rescata y destaca la memoria de los justos de las naciones que salvaron a Judíos durante la Shoá incluso poniendo en peligro su propia vida, comentó su involucramiento en este ámbito.

 

Boletín Informativo

Suscribase gratís y
permanezca informado
de nuestras actividades.


Banner
Raoul Wallenberg, un soldado abandonado en el campo de batalla Imprimir Correo electrónico
Miércoles 22 de Enero de 2014 08:36

El 17 de enero de 1945, hace 69 años, Raoul Wallenberg viajó de Budapest a Debrecen para reunirse con el comandante soviético, mariscal Malinovski. Lo acompañaba su chofer personal, Vilmos Langfelder.

El tema del encuentro era discutir el futuro de los sobrevivientes judíos en Hungría. En lugar de ello, Wallenberg y Langfelder fueron detenidos bajo el eufemismo "custodia protectiva", y quedaron a cargo del temido Comisariado del Pueblo para Asuntos Internos (NKVD). Desde entonces nada se sabe de ellos.

raul-22012014

Wallenberg había llegado a la capital de Hungría el 9 de julio de 1944, después de haber sido reclutado por la Junta de Refugiados de Guerra (War Refugee Board). La cancillería sueca le concedió status diplomático para cumplir funciones de asistencia humanitaria desde la embajada en Budapest. En una gesta sin igual, y en solo seis meses, logró salvar las vidas de miles de judíos y otras personas condenadas a muerte por el nazismo.

Desde hace casi siete décadas desde su desaparición se debate cuáles pueden haber sido los motivos de la detención y el cruel encarcelamiento. Aún más inexplicable es la pertinaz renuencia de las actuales autoridades rusas a permitir el libre acceso a los archivos de la NKVD y de la posterior KGB.

En 2006, en respuesta a una carta dirigida a Vladimir Putin, Alexander Darchiev, a la sazón número dos en la embajada de Rusia en Washington DC, escribió: "La muerte del señor Wallenberg recae en el liderazgo de la URSS en ese momento y de Joseph Stalin, personalmente".

La responsabilidad de Rusia es clave pero no exclusiva en esta interminable tragedia.

El rol de Suecia ha sido, y es aún hoy, desconcertante. Podría decirse que sucesivas administraciones de gobierno no solo han fracasado sino que han abandonado a Wallenberg, probablemente el héroe más importante en la historia del país, como se abandona en el campo de batalla a un soldado herido.

En 2012, coincidiendo con el 100° cumpleaños de Wallenberg, el ministro de Integración de Suecia, Erick Ullenhag, hizo una sincera declaración:

"Estoy orgulloso de representar al mismo país de Raoul Wallenberg. Pero para ser honesto, no puedo estar orgulloso de la historia de Suecia en relación a su destino. Lamento que hayamos dejado en soledad a la familia Wallenberg. Lamento que no nos hayamos animado a hacer más para saber qué fue lo que pasó con este valiente diplomático sueco."

Igualmente desconcertante es el papel desempeñado por la poderosa familia Wallenberg; sobre todo por Jacob y Marcus Wallenberg, primos-hermanos del padre de Raoul, quienes durante la guerra conducían los negocios de la familia. La pasividad de ambos se refleja en la carta escrita el 18 de septiembre de 1947 por John Pehle, director ejecutivo de la Junta de Refugiados de Guerra, a Henry Morgenthau, Secretario del Tesoro de los Estados Unidos.

La carta de Pehle cuenta la difícil situación de los familiares más cercanos de Raoul, incluyendo su media hermana Nina, quien aún vive, y de los intentos desesperados para lograr la liberación. "Debo añadir que mientras Raoul Wallenberg lleva el nombre de una familia acaudalada, su problema y el de sus familiares más cercanos no preocupan a los Wallenberg más prominentes.", escribe en una postdata.

Entre otras misiones, la Fundación Raoul Wallenberg realiza una campaña permanente para esclarecer el destino del "Héroe sin Tumba". En 2012, en una reunión especial con el Secretario General de la ONU, Ban Ki-moon, fue anunciada una recompensa de 500.000 euros a cambio de información verificable que permita arrojar luz sobre la suerte y el paradero de Wallenberg y Langfelder.

La batalla es difícil, pero debe ser librada, día a día, sin bajar los brazos. Esperamos que Suecia no abandone a su hijo y que Rusia abra su corazón y sus archivos.

Eduardo Eurnekian

Presidente

Baruj Tenembaum

Fundador

Fundación Internacional Raoul Wallenberg

www.raoulwallenberg.net

 
Powered by Mad-Logic Internet Solutions and Latina Media Group